Quantcast

Radio Cristiana Rio de Dios

Noviembre 19, 2015

Caminando por donde el apóstol Pablo camino, 2da parte

“Cuando estén diciendo, ‘Paz y seguridad,’ vendrá de improviso sobre ellos la destrucción, como le llegan a la mujer encinta los dolores de parto. De ninguna manera podrán escapar.”1

Hablamos ayer de la visita a Atenas, Corinto, Efeso, y otros lugares históricos antiguos, y terminamos en Estambul, una ciudad poblada en gran parte por musulmanes.

Estambul era ciertamente una ciudad antigua fascinante pero escuchar el llamado musulmán a la oración era justo otro recordatorio de que los musulmanes radicales a través del mundo están en marcha y mientras que muchos musulmanes desean vivir en paz, va en aumento el número de radicales que cree que la única paz es cuando los judíos, los cristianos y los occidentales se conviertan al Islam o mueran. Y no tienen ningún reparo en matarnos.

Es preocupante que demasiados líderes en el oeste están deseando la conciliación con estos fundamentalistas fanáticos del islam cuando, en realidad, no hay tal cosa.

Mathias Dapfner, CEO de la gran editorial alemana, Axel Springer, se irritó con Europa por su debilidad para confrontar el fanatismo islámico. Él habló sobre cómo el apaciguamiento con Hitler costó a millones de judíos y de Gentiles sus vidas… cómo el apaciguamiento contribuyo a la estabilización de la Unión Soviética comunista y de la antigua Alemania Oriental, y “lisió Europa cuando el genocidio corrió desenfrenado en Kosovo…. Y al final es también apaciguamiento en su forma más grotesca cuando Alemania reacciona a la escalada en la violencia de fundamentalistas islámicos en Holanda y en otras partes proponiendo un día de fiesta musulmán nacional.”2

Y aquí en América, mientras que la mayoría de los musulmanes desean vivir en paz, una encuesta reciente por el centro de investigación Pew divulgó eso: “Uno de cada cuatro jóvenes musulmanes en E.E.U.U. creen que los bombardeos homicidas en contra de civiles es ACEPTABLE para ‘defender el Islam,'”3 por lo menos bajo ciertas circunstancias.

El I-s-l-am proclama ser una religión de paz pero la paz no es muy probable entre los judíos y los palestinos o entre los musulmanes radicales y el mundo occidental hasta que Jesucristo, el príncipe de la paz, vuelva a la tierra para finalmente poner fin a todas las guerras y traer paz duradera. De hecho, como la palabra de Dios nos lo recuerda, “Mientras que la gente está diciendo, ‘Paz y seguridad,’ vendrá de improviso sobre ellos la destrucción, como le llegan a la mujer encinta los dolores de parto. De ninguna manera podrán escapar destrucción vendrá en ellos repentinamente, como dolores de parto en una mujer embarazada, y no hay escape.”1

La realidad es que a través del mundo hay una necesidad urgente por un gran despertar espiritual—un despertar a la realidad del mundo volátil de hoy y nuestra necesidad urgente de Dios y la necesidad de vivir en armonía con su palabra. Sin Dios no hay esperanza de ninguna paz duradera y de ponerle un fin a un mundo lleno de odio y violencia.

Se sugiere la siguiente oración: “Querido Dios, abre por favor los ojos de mi comprensión para ver la realidad de la volátil situación en el mundo de hoy y de nuestra necesidad mundial de gran despertar espiritual. Y por favor comienza tu trabajo conmigo. Gracias por escuchar y responder a mi oración. Te agradezco. En el nombre de Jesús, Amén.”

1. El apóstol Pablo (1 Tesalonicenses 5:3, NIV).
2. Mathias Dapfner, CEO de la gran editorial alemana, Axel Springer Editorial: “Europa, tu nombre es cobardía,’ publicado en el periódico alemán Die Welt el 20 de noviembre del 2004.
http://www.snopes.com/politics/soapbox/dapfner.asp (Sólo en inglés).
3. Encuesta: 1 en 4 Jóvenes musulmanes en los Estados Unidos están de acuerdo con los bombardeos homicidas en contra de civiles, Fox News. 23 de mayo del 2007. http://tinyurl.com/ywmyoz (Sólo en inglés).