Quantcast

Radio Cristiana Rio de Dios

Diciembre 21, 2015

Creando bella música

“Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza.”1

“Un pedazo de madera negra del ébano era cortado por un carpintero. La madera se quejó pero el carpintero se negó a escuchar las quejas. Él tallaba una flauta. El carpintero parecía decir, ‘pedacito de madera. Tú piensas que te estoy lastimando y que estoy abusando de ti pero sin estos agujeros y cortes, tu no podras llevar a otros la hermosa música para calmar sus almas y para calmar su dolor y sus miedos por un tiempo.’”

El dolor es el gran motivador. Puede ser y es a menudo el llamado de Dios para ayudarnos a cambiar y a crecer. ¿Pero quién desea cambiar y crecer cuando todo va bien? No yo. Crezco solamente cuando estoy incómodo con la manera que son las cosas o por como soy. Y ésa es la manera en la que tiene que ser. Dios desea hacer “música hermosa” de su vida y la mía. Depende de nosotros el permitir que él lo haga. Ocasionalmente el proceso puede ser doloroso, pero el resultado final puede ser algo hermoso.

Se sugiere la siguiente oración: “Querido Dios, aquí está mi vida – por favor hazme la persona que tú deseas que sea para que así mi vida sea un instrumento de paz y armonía en tus manos para tocar las vidas de todos los que estén en contacto conmigo. Gracias por escuchar y responder a mi oración. Te agradezco. En el nombre de Jesús, Amén.”

1. El apóstol Pablo (Romanos 5:3-4, NVI).