Quantcast

Radio Cristiana Rio de Dios

Enero 25, 2016

Cristianismo contra Religión

“Dios, que muchas veces y de varias maneras habló a nuestros antepasados en otras épocas por medio de los profetas, en estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo. A éste lo designó heredero de todo, y por medio de él hizo el universo.”1

Karl Barth daba una lectura a un grupo de estudiantes en Princeton.  Uno de los estudiantes le preguntó al renombrado teólogo Alemán, “¿Señor, no cree usted que Dios se ha revelado a otras religiones y no solo en el cristianismo?” La respuesta de Barth sorprendió a la multitud. Con una voz fuerte pero modesta respondió, “No, Dios no se ha revelado a sí mismo en ninguna religión incluyendo el cristianismo. El se ha revelado a través de su hijo Jesús.”2

Las personas por naturaleza son religiosos en el hecho de que cada persona nace con un sentido de un ser divino, y en algún momento cada persona decide si acepta esa creencia, la estudia o la rechaza. Muchos escogen el creer, como dice el dicho, “todos los caminos llevan a Roma,” y todas las religiones llevan a Dios. Esto no es verdad.

En un sentido la religión es la búsqueda del hombre por Dios primariamente a través de sus propios esfuerzos o a través de religiones creadas por el hombre. Por otra parte, Jesús (o la cristiandad real) es la búsqueda que hace Dios por el hombre. Y esto hace toda la diferencia del mundo. Porque todos somos pecadores, es imposible que nos salvemos a través de nuestros propios intentos o a través de las religiones creadas por el hombre. Es por esto que Dios, en su amor eterno por nosotros, envió a su propio hijo Jesús a morir en la cruz por nosotros para pagar la pena por todos nuestros pecados. La salvación de la humanidad se encuentra a través de Jesucristo solamente. No hay otra forma de llegar encontrarla.

¿Limitada? Sí. ¿Pero si hubiese alguna otra forma, porque habría tenido Jesús que venir a la tierra como hombre y tener que morir en forma tan terrible en la cruz de los romanos para pagar la pena por nuestros pecados? Como lo dijo Jesús, “Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran.”3

La pregunta importante no es ¿eres religioso? O ¿perteneces a una denominación cristiana, o eres miembro de una iglesia cristiana? pero lo es el preguntar ¿has aceptado a Jesús como a tu salvador? ¿Está tu confianza en él y solo en él para tu salvación eterna? Como lo dijo Jesús, Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie llega al Padre sino por mí.”2

Si tiene alguna duda lean el artículo, “Como saber que es un cristiano real….sin ser religioso,” en: http://www.actsweb.org/sp/conocer_a_dios1.php

Se sugiere la siguiente oración: “Querido Dios, gracias por tu gran salvación que nos diste a través de la muerte de tu hijo Jesús, en la cruz por mis pecados y para darme el regalo de la vida eterna. Y Jesús, porque tu moriste por mi ayúdame a vivir para ti por siempre en todos mis caminos. Gracias por escuchar y responder a mi oración. Te agradezco. En el nombre de Jesucristo, Amén.”

1. Hebreos 1:1-2 (NVI).
2. Reverendo. John H. Pavelko, “Avoiding a Troubled Heart.” (Articulo en inglés)
3. Mateo 7:14 (NVI).
4. Juan 14:6 (NVI).