Quantcast

Radio Cristiana Rio de Dios

Encuentros Diarios

Julio 25, 2014

1. Desviado Pero no Obstaculizado

“Confía en Dios con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia; reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.”

Fred Bauer escribió como en una ocasión “fue atrás del escenario en la Opera Metropolitana para entrevistar a Jerome Hines, el famoso cantante internacional, quien era también un activo laico cristiano. Mientras que el se aplicaba el maquillaje y se preparaba para su papel en la producción de Aida, le hice preguntas acerca d su vida y sobre su fe. Una de las cosas más fascinantes que me dijo fue que él no había sido lo suficientemente bueno como cantante para ser seleccionado en el club de la preparatoria. Él hizo la prueba para el coro, pero no impresionó al director. ¿Esto le hizo cambiar de carrera? Yo tenía curiosidad por saber.

“’No, seguí cantando,’ respondió Hines, porque amo el cantar. Nunca lo considere más que una vocación.’ Así que él fue al colegio,  estudió matemáticas y su pasatiempo era cantar—lo cual le llevó a tomar parte como aficionado, lo cual llevó a su descubrimiento por personas que tenían una opinión diferente sobre su talento de al que tuvo su maestro en la preparatoria. Más tarde esa noche, mientras escuchaba su rica voz de bajo escucharse en la famosa sala, me preguntaba cómo pudo alguien haber dudado.”

De una cosa estoy convencido, y esa es que Dios tiene un plan y un propósito para cada uno de nosotros. Tal vez nos desviemos, experimentemos contratiempos, y nos desanimemos de vez en cuando, pero si somos sinceros en nuestro deseo de descubrir el plan de Dios y con su ayuda, hacerlo—y nunca darnos por vencidos—Dios seguramente nos guiará para que el plan que tiene para nuestras vidas se cumpla. Como resultado nuestras propias vidas y la de muchos más se enriquecerán.

Se sugiere la siguiente oración: “Dios mío, ayuda a descubrir tu plan y tu propósito para mi vida y a nunca darme por vencido sin importar cuantos contratiempos tenga en mi vida. Que pueda aprender a confiar en ti sin importar lo que pase. Gracias por escuchar y responder a mi oración. De todo corazón en el nombre de Jesús, Amén.”

1. Proverbios 3:5-6 (NKJV).
2. Fred Bauer, Daily Guideposts, 1986, © Guideposts Associates, Inc., 

www.actsweb.org/sp

http://tinyurl.com/ydwer9