Quantcast

Radio Cristiana Rio de Dios

Agosto 12, 2014

1. Titulo: Descubriendo el propósito para su vida

“Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos.”1

En seminarios les he preguntado a cientos de asistentes cuantos de ellos creen que Dios tiene un propósito para sus vidas. Casi todas las manos se levantan.  Pero entonces, cuando les preguntó cuántos de ustedes saben cuál es su propósito en esta vida, sólo unas cuantas manos se levantan. Que triste que sólo unos cuantos tomen el compromiso de descubrir su propósito en esta vida.  Es más triste el pensar que hemos vivido sin haber descubierto—o cumplido—nuestro propósito en esta vida.

Servimos a Dios al servir a los demás—y servimos a las personas al desarrollar y usar los regalos naturales y espirituales que Dios nos ha dado. Envuelto en estos dos principios podernos descubrir el propósito que Dios tiene para nuestras vidas.

Como lo dijo Teodoro Roosevelt, “Es mucho mejor el atreverse a hacer cosas poderosas, a ganar triunfos gloriosos, aun cuando nos sacuden las derrotas, que ponerse al lado de esos pobres espíritus que ni goza de mucho ni sufre mucho, porque viven en el crepúsculo gris que no conoce la victoria, ni la derrota.”

No importa cuál sea su propósito en esta vida, si es la voluntad de Dios, siempre habrá manera de cumplirlo, no importas que tan grande sea el reto. Piensen en lo que dijo el medallista olímpico Wilma Rudolph, “Mi madre me inculcó desde temprana edad a creer en que podía lograr todo lo que me propusiera.  Lo primero fue el aprender a caminar sin aparatos en las piernas.”

Se sugiere la siguiente oración: “Dios mío, ayúdame a descubrir el propósito que Dios tiene para mi vida, a entrenarme bien y con tu ayuda dedicar mi vida a cumplirlo. Gracias por escuchar y responder a mi oración. De todo corazón en el nombre de Jesús, amén.”

1. Salmos 32:8 (NSB).

http://www.actsweb.org/sp