Quantcast

Radio Cristiana Rio de Dios

Agosto 15, 2014

1. Como obtener la guía de Dios

“Estando yo en el camino, el SEÑOR me guió.”1

Leí que en una ocasión el conductor Larry King, en una entrevista con Bill Gates de Microsoft le preguntó acerca del secreto de su éxito. Gates le respondió, “Estaba en el lugar apropiado en el momento correcto. Capté la visión de hacia dónde se dirigía la industria de la computación. Y tome acción.”

Esto también fue verdad para el sirviente de Abraham cuando Abraham lo mandó en una misión para encontrar esposa para su hijo Isaac. El sirviente pidió a Dios que lo guiara, tomó acción y tomó su camino. Al hace r el sirviente su parte Dios hizo la suya y lo guió hacia la novia perfecta. Como lo dijo el sirviente, “Estando yo en el camino, el Señor me guió.”

Alguien dijo alguna vez, “Hay dos formas de llegar a la cima del árbol. Te puedes sentar en una de sus semillas o lo puedes trepar.”

Dios tiene planes y propósitos para la vida de cada uno de nosotros. Es nuestra responsabilidad el buscar a Dios y descubrir cuál es el plan. Y después nos podemos “sentar en la semilla” y esperar a que el propósito se cumpla o nosotros podemos tomar acción y movernos. Es verdad, hay momentos cuando necesitamos esperar a que Dios nos deje saber su propósito, pero una vez que lo sabemos, depende de nosotros el que tomemos acción.  Mientras estemos en el camino, Dios nos guiará también—así como él guió al sirviente de Abraham hace tantos años.

Se sugiere la siguiente oración: “Dios mío, gracias por tener un plan y un propósito para mi vida. Ayúdame a descubrir lo que es y a tomar acción. Y que yo también pueda decir, “Estando yo en el camino, el Señor me guió.” Gracias por escuchar y responder a mi oración.  De todo corazón en el nombre de Jesús, amén.”

http://www.actsweb.org/sp

1. Sirviente de Abraham (Génesis 24:27).