Enero 08, 2015

En Las Tribunas o En El Campo

“A este Cristo proclamamos, aconsejando y enseñando con toda sabiduría a todos los seres humanos, para presentarlos a todos perfectos en él. Con este fin trabajo y lucho fortalecido por el poder de Cristo que obra en mí.”1

Joseph Stowell, antiguo presidente del instituto Bíblico Moody en Chicago, dijo, “¡Me fascina ir al Campo Wrigley de Chicago para ver el juego de béisbol—sentarme en las tribunas disfrutando de un ‘hot dog’ y animar a los Cachorros para que ganen!”

“Desafortunadamente, el cristianismo se ha convertido en gran parte en algo así como los deportes profesionales. Como un amigo mío ha observado, hay nueve individuos en el campo de béisbol que hacen todo el trabajo y millares sentados en las tribunas sólo observando. Y como usted sabe probablemente, ésa no es la estrategia de Dios para su gente. Él desea que pasemos de las tribunas al campo, y que nos unamos al  equipo.

“Si usted se está preguntando qué es lo que puede hacer en el campo, pregúntese no más. ¿Qué tal sus recursos financieros? Jesús puede tomar su ‘plata y oro’ y utilizarlos para lograr grandes cosas para su gloria.

“Pero más que sacar la chequera, usted tiene dones que puede contribuir. Dios nos ha dado a cada uno de nosotros regalos que pueden ayudar a que su reino avance. Ya sea enseñando, animando a los demás, sirviendo, siendo hospitalarios, o misericordiosos, el uso productivo de cada don puede rendir grandes dividendos. Sigamos el ejemplo de Pablo que sirvió incansablemente en el campo de Dios sólo por la alegría de ser utilizado por él.”2

Aún recuerdo bien a uno de mis profesores de la escuela primaria que constantemente acentuaba la importancia de ser un participante activo en la vida y no sólo un observador. Gran enseñanza. Como Joe Stowell dijo, “Créame, es más satisfactorio estar en el campo que quedarse sentado en las tribunas.”

Se sugiere la siguiente oración: “Querido Dios, gracias por usar personas ordinarias para completar tu trabajo en la tierra. Estoy disponible. Por favor úsame para ser parte de tus planes y de lo que estás haciendo en el mundo el día de hoy.  Gracias por escuchar y responder a mi oración. Te agradezco. En el nombre de Jesús, Amén.”

1. Colosenses 1:28-29 (NVI).
2. Citado en KneEmail. kneemail-subscribe@welovegod.org

http://www.actsweb.org/sp/