Quantcast

Radio Cristiana Rio de Dios

Agosto 06, 2015

La promesa eterna de Dios

“Tú, Daniel, guarda estas cosas en secreto y sella el libro hasta la hora final, pues muchos andarán de un lado a otro en busca de cualquier conocimiento.”1

John Jordán explicó cómo si hiciéramos una gráfica para indicar el aumento del conocimiento del hombre desde principios del tiempo hasta 1845, mediría 1 pulgada (25m m). De 1845 a 1945—solo 100 años—mediría tres pulgadas (76m m). De 1945 al día de hoy sería tan alta como el monumento de Washington, que tiene 555 pies (169m) de altura. “En el siglo diecinueve, tomó cerca de cincuenta años doblar el conocimiento del mundo. Hoy, la base del conocimiento se dobla en menos de un año.”2 y en la edad de las computadoras el conocimiento está aumentando a un ritmo acelerado.

Este aumento en el conocimiento, según Daniel (importante profeta de la biblia) es una de las señales del fin de los tiempos lo que culminará con el regreso de Jesucristo a la tierra para tomar a todos sus seguidores verdaderos para que estén con él para toda la eternidad.

Daniel dijo que otra señal del fin del mundo como lo conocemos sería que los hombres andarían de un lado a otro. Algunas traducciones de la biblia indican que esto significa que los hombres andarán de un lado a otro en busca de cualquier conocimiento. Ya sea que signifique esto a que los hombres andarán de un lado a otro hace muy poca diferencia ya que ambas están sucediendo como nunca antes en la historia de la humanidad.

Así pues, si Jesús regresara en nuestros días o no está por verse. Lo importante de comprender es que Jesús regresará de nuevo y necesitamos estar listos—porque él regresará en el momento en que menos lo esperemos.

Jesús mismo prometió a sus discípulos y seguidores que él vendría de nuevo. Antes de que lo crucificaran él dijo, “No se angustien. Confíen en Dios, y confíen también en mí. En el hogar de mi Padre hay muchas viviendas; si no fuera así, ya se lo habría dicho a ustedes. Voy a prepararles un lugar. Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté.”3

Después de que la resurrección de Jesús, a la hora de su vuelta al cielo, los ángeles también prometieron “que este mismo Jesús” volvería de nuevo. Como lo dice la biblia, “Ellos se quedaron mirando fijamente al cielo mientras él se alejaba. De repente, se les acercaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron: —‘Galileos, ¿qué hacen aquí mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido llevado de entre ustedes al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse.’”4

Y ésta es la promesa de la esperanza que cada seguidor verdadero de Jesús tiene. Jesús vendrá de nuevo y este mundo con todas sus enfermedades, tristezas, dolor y sufrimiento acabará para todos los que pongan su fe y confianza en Jesús para su salvación eterna. Pues la palabra de Dios no dice, “Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir.”5

¡Ese será un gran día!

Se sugiere la siguiente oración: “Querido Dios, gracias por el sacrificio de Jesús al morir en la cruz para pagar la pena por mis pecados. Y gracias por su resurrección de la muerte y la tumba, y por qué ahora él está en el cielo preparando un lugar para todos sus seguidores. Gracias por esta promesa. Ayúdame a saber con certeza que mis pecados han sido perdonados y que yo iré para estar con Jesús para siempre cuando el regrese, o si muero antes de su regreso. Gracias por escuchar y responder a mi oración. Te agradezco. En el nombre de Jesucristo, Amén.”

NOTA: para estar seguros de estar listos para el regreso de Cristo lean este artículo “Cómo saber que soy cristiano en realidad.” en:http://www.actsweb.org/sp/conocer_a_dios1.php

1. Daniel 12:4 (NVI).
2. “Apéndice D: Reporte del Subcomité de enseñanza y aprendizaje en la era digital,” http://tinyurl.com/yve58w.
3. Juan 14:1-3 (NVI).
4. Hechos 1:10-11 (
NVI).
5. Apocalipsis 21:4 (
NVI).