Quantcast

Radio Cristiana Rio de Dios

Enero 15, 2015

Odio la Religión

“Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte.”1

En mi años mozos yo formaba parte de un ministerio para la juventud y unos de mis ministerios principales era enseñar IR (instrucción religiosa) en las escuelas preparatorias en Adelaide, Australia del sur. En cada nueva clase yo escribía con letras grandes a través del pizarrón de la clase, “yo odio la religión.”

“Hombre, en esta clase, alguien le disparara,” jadeó un estudiante en asombro.

“Yo solamente me vendo al cristianismo verdadero,” respondí. 

“¿Bien, cuál es la diferencia?” dijeron varios a coro. 

“Permítanme explicarles,” contesté.

La verdad es que el cristianismo se considera una religión, pero en realidad es profundamente diferente de las religiones creadas por el hombre.

Según el Nuevo Diccionario Webster la  palabra religión viene del latín religare (re significa “atrás” y ligare significa “atar/obligar”). Es decir la religión significa “religados.”

Dentro de un sentido realista la religión es “regresar a las ataduras” y esto es aplicable a la mayoría, si no a todas, las religiones-creadas por el hombre—muchas de las cuales lo esclavizan a uno con ataduras a reglas y a regulaciones legalistas extremas con poca o nada de libertad personal. En otras palabras la religión (religión creada por el hombre) es la búsqueda de Dios con conceptos creados por el hombre tales como las buenas obras y/o adherirse religiosamente a ciertas reglas, rituales y regulaciones.

Por otra parte, el cristianismo auténtico es la búsqueda que Dios hace por la  humanidad perdida al dar a su Hijo, Jesús, para venir a la tierra como bebé y después morir en la cruel cruz romana para pagar la pena por nuestros pecados.  El cristianismo auténtico, más que otra cosa en el mundo, ha dado libertad a la humanidad (y especialmente a la mujer). Sólo compare el Islam al cristianismo y tenga presente que el Islam es una religión fundada por Mohammed mientras que el cristianismo fue fundado por Jesús, hijo del Dios viviente.

Nuestros pecados nos han separado de Dios y como tal es imposible para la humanidad el salvarse a sí misma. Todos los esfuerzos para idear caminos propios para llegar a Dios están condenados al fracaso. Solamente podemos encontrar y conocer a Dios siguiendo su camino y este es creyendo que Jesús es el hijo de Dios y que él murió para salvarnos de nuestros pecados y las consecuencias devastadoras del mismo, que son el estar separados eternamente de Dios quien es justo y glorioso. Como Jesús dijo, “soy el camino, la verdad y la vida. Nadie llega al Padre sino por mí.”2

Para estar seguros de ser Cristianos y no solamente religiosos asegúrense de leer este artículo, “Como saber que es Cristiano autentico—sin tener que ser religioso,” oprima en el enlace Conocer a Dios u oprima el enlace en la parte de abajo en:www.actsweb.org/sp/conocer_a_dios1.htm

Se sugiere la siguiente oración: “Querido Dios, gracias por amar tanto al mundo que diste a tu único hijo Jesús, para que muriera en la cruz y así pagara la pena por todos mis pecados para que yo pueda ser perdonado por ti y reciba tu regalo de vida eterna, el estar para siempre contigo en el cielo después de que mi vida en la tierra termine. Gracias por escuchar y responder a mi oración. Te agradezco. En el nombre de Jesús, Amén.” 

1. Efesios 2:8-9 (NVI).
2. Juan 14:6 (NVI).

http://www.actsweb.org/sp/