Devotional

Diciembre 26, 2014

Oportunidad Perdida

“Por poco me persuades a hacerme cristiano.”1

Cuando Mahatma Gandhi atendía a la universidad en Londres, él quedó casi convencido de la validez del cristianismo, viéndola como posiblemente la verdadera religión sobrenatural.

Después de graduarse, él continuó buscando evidencias que lo pudieran persuadir a convertirse en un cristiano dedicado. Cuando él aceptó un empleo al Este de África, y vivió con una familia que eran miembros de una Iglesia Evangélica, él creyó que esta sería su gran fuente de evidencias sobre la Fe cristiana.

Gandhi vivió con esta familia por siete meses, pero después de ver su actitud casual hacía Dios, escucharlos quejarse de los sacrificios que hacían por Cristo, y estar conciente de la gran apatía religiosa de esta familia, él se desilusionó.

No”, concluyó Gandhi, “El cristianismo no es la religión verdadera, sobrenatural que yo esperaba encontrar. Una buena religión, pero sólo una más de las muchas religiones que existen en el mundo.”

Mientras que las circunstancias fueron muy diferentes entre el Rey Agripa quien escuchó el testimonio de Pablo y lo rechazó, Gandhi, también, fue casi persuadido a convertirse en cristiano no por un buen testimonio, pero por el no muy buen testimonio de un cristiano.

Que Dios nos dé la gracia de que eso no nos pase a nosotros. Cada día oro la siguiente oración: (¿Les puedo retar a hacer lo mismo?)

Se sugiere la siguiente oración: “Querido Dios, aquí estoy disponible. Por favor úsame y ayúdame a ser de alguna manera como ‘Jesús’ en cada vida que toque hoy. Gracias por escuchar y responder a mi oración. Te agradezo. En el nombre de Jesús, amén.”

1. Hechos 26:28.