Julio 24, 2015

Preparación

“Prepárate, para encontrarte con tu Dios….”1

He leído como en 1976 el equipo de baloncesto de la Universidad de Indiana ganó el campeonato nacional de la NCAA, guiado por su entrenador Bobby Knight. Un tiempo después, el entrenador fue entrevistado para el programa de televisión 60 Minutos. El comentarista le preguntó, Bobby, ¿cómo es que tus equipos de baloncesto en Indiana siempre tienen tanto éxito? ¿Es el deseo de salir adelante?

“‘El deseo de salir adelante es importante’, respondió Bobby Knight, ‘pero, te diré que es más importante, es la voluntad que tienen para prepararse. Es el deseo de salir cada día, entrenar y construir esos músculos y mejorar sus habilidades.’

“Ya sea que hablemos de deportes, educación, ciencia o negocios o cualquier otra cosa que intentemos en la vida, el éxito va a la persona que tiene la voluntad para prepararse.”

Una cosa que les enseñe a mis hijos cuando eran pequeños es que ellos pueden hacer y lograr lo que ellos deseen hacer en sus vidas proveyendo que ellos estén listos para prepararse lo suficientemente bien y trabajar arduamente. Desafortunadamente, este principio puede ser o no ser verdad en algunos países, pero lo era y aun lo es en donde nosotros vivimos.

Y nunca es este principio mas aplicable—no importa donde vivamos—cuando se trata de estar preparados para la vida después de la muerte. Esto es porque “Y así como está establecido que los seres humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio.”2 Que trágico es cuando se va por la vida sin prepararnos para la eternidad, cuando tenemos la oportunidad hoy de recibir a Jesús como a nuestro Salvador y aceptar el regalo del perdón de Dios para todos nuestros pecados, y al hacerlo recibir el regalo de la salvación eterna.

Así que hagan lo que hagan, no dejen esta tierra sin estar preparados. Recuerden, también, que “la oportunidad viene y se va—no se detiene.” “y como lo dijo Dios en su palabra la Biblia: “En el momento propicio te escuché, y en el día de salvación te ayudé.’ Les digo que éste es el momento propicio de Dios; ¡hoy es el día de salvación!”3

NOTA: para más ayuda lean Como saber que es cristiano autentico, sin ser religioso en: http://www.actsweb.org/sp/conocer_a_dios1.php.

Se sugiere la siguiente oración: “Querido Dios, gracias por tu Palabra, la Biblia, que nos muestra cómo prepararnos para la eternidad. Y gracias por proveernos con tu gran salvación al darnos a tu Hijo Jesús, para que muriera en la cruz para pagar el precio de todos nuestros pecados. Ayúdame a saber por cierto que mis pecados están perdonados y que estoy preparado para la eternidad. Gracias por escuchar y responder a mi oración. Te agradezco. En el nombre de Jesús, Amén.”

1. Amos 4:12 (NVI).
2. Hebreos 9:27 (NVI).
3. 2 Corintios 6:2 (NVI).