Diciembre 10, 2014

Prioridades

“No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar. Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar. Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.”1

De acuerdo con Sir Winston Churchill, “Un optimista mira la oportunidad en cada calamidad, un pesimista mira la calamidad en cada oportunidad.” En otras palabras, vemos solo lo que queremos ver—muchas veces lo que está basado en nuestras prioridades.

Ralph Waldo Emerson dijo, “Cada uno de los grandes momentos en los anales de la tierra es el triunfo de algún optimista.”

Un proverbio Chino nos dice, “Las almas grandes tienen voluntad, las almas débiles tienen solo deseos.” EL tener voluntad o deseos se puede basar en nuestras prioridades o falta de ellas.

Y Toby Montgomery nos recuerda que las cosas a las que les dedicamos nuestro tiempo, energía y recursos son las que valoramos más. Esas son muestras prioridades.” O como Jesús lo dice “Donde está tu tesoro, allí estará también tu corazón.”

Vale la pena el examinar nuestras prioridades regularmente y ver donde está nuestro corazón en realidad.

Se sugiere la siguiente oración: “Querido Dios, por favor ayúdame a saber cual es tu propósito para mí vida y con tu ayuda poder hacerlo mi prioridad para cumplir este propósito. Gracias por escucharme y responder a mi oración. Te agradezco. En el nombre de Jesús, amen.”

1. Mateo 6:19-21 (NVI).

http://www.actsweb.org/sp/