Quantcast

Radio Cristiana Rio de Dios

Septiembre 23, 2014

1. ¿Son los Cristianos Absolutistas de Mente Cerrada?

Jesús les dijo, “Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al padre, sino por mí.”1

Chuck Colson escribió en su reporte para el “Jubile; el creer en los absolutos no lo convierte a uno en un absolutista, esto acerca de una entrevista por televisión en la cual el conductor del programa lo acusó de ser absolutista.

Colson dijo, “Cuando el conductor del programa me preguntó porque es que los cristianos siempre tratan de forzar sus puntos de vista a los demás, me quede pensando.  Entonces recordé que a él le gustaba navegar.

Le pregunte  “¿Has navegado de noche alguna vez, guiándote por las estrellas? “Sí”, fue su respuesta.

“¿Podrías usar esas estrellas para navegar si ella apareciera en diferentes posiciones cada noche?

“Claro que no”, dijo lentamente.

“Creo que él comprendió.  Los cristianos no son absolutistas intolerantes.  Es solo que no queremos que nuestra cultura se pierda en el mar, sin prestar atención a las estrellas en el firmamento que podrían cambiar su curso rápidamente.2

Jesús no solo dijo enfáticamente que él era el único camino hacía Dios el Padre, pero también que “Sólo puedes entrar en el reino de Dios a través de la puerta angosta. La carretera al infierno es amplia y la puerta es ancha para los muchos que escogen ese camino. Sin embargo, la puerta de acceso a la vida es muy angosta y el camino es difícil, y son sólo unos pocos los que alguna vez lo encuentran.”3 Podemos llamar a Dios un absolutista, también, si lo deseamos, pero ignorar su camino nos llevará por caminos peligrosos y a la condenación eterna. Dios no nos guía en esa dirección.

Si hubiese existido otro camino al cielo, Jesús no hubiera tenido que morir en la cruz por nosotros para salvarnos de nuestros pecados.  Demos gracias a Dios porque nos ha dado el único camino al cielo, la vida eterna y a él.

Se sugiere la siguiente oración: “Amado Dios, te agradezco de todo corazón que me hallas proveído con el único camino para hacer paz contigo al dar a tu hijo, Jesús, a que muriera en la cruz para pagar el precio por el perdón de mis pecados y darme el regalo de la vida eterna. Gracias por escucharme y responder a mi oración. Te agradezco. En el nombre de Jesús, amen.

1. Juan 14:6, (NVI).
2. Chuck Colson, Prison Fellowship www.prisonfellowship.org
3. Mateo 7:13-14, (NTV).

http://www.actsweb.org/sp/