Abril 08, 2015

Verdad a Medias: La Mentira Mas Engañosa

“Y él (Satanás) le dijo a la mujer (Eva), ¿Conque Dios te ha dicho, no comas de todo árbol del huerto?” Y la mujer respondió a la serpiente; “Del fruto de los arboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios, no comerás de él, ni lo tocarás porque moriras.”1

Cuando Dios puso al  primer hombre y a la primera mujer, Adán y Eva en el huerto del Edén él les dio libertad de elegir si seguirían o no a Dios o seguirían su propio camino. Él hizo esto porque él no creó a la humanidad para que fueran títeres colgando de un hilo. Dios les dio a Adán y Eva libertad total con sólo una excepción. Esa era que podían comer del fruto de todos los arboles del huerto pero solo de un árbol no—el árbol de “la sabiduría del bien y el mal.”

Entonces llegó Satanás (el padre de todas las mentiras, decepción y maldad) disfrazándose en la forma de una serpiente para tentar a Adán y a Eva. Entonces la serpiente le dijo a la mujer, “no morirás; sino que sabe Dios que el día que comas de él, se abrirán tus ojos y serás como Dios, sabiendo el bien y el mal.”2

Es verdad, si ellos comieron del fruto prohibido, sabrían la diferencia entre el bien y el mal, pero lo que Satanás no les dijo fue que si ellos comían de ese árbol, ellos confirmarían para siempre un estado de maldad y que ellos morirían espiritualmente y estarían para siempre separados de Dios. Trágicamente, Adán y Eva tomaron el anzuelo y comieron del fruto prohibido. La humanidad ha pagado el precio desde entonces. Ellos fueron engañados por una verdad a medias—la forma de mentir más engañosa—y eligieron creer en Satanás en vez de creer en Dios.

Satanás ha estado engañando a las personas de la misma manera desde entonces. Cada falsa religión tiene un elemento de la verdad. Esto hace que sus enseñanzas sean creíbles para aquellos que no conocen lo que Dios dice en su Palabra, la Biblia.

Satanás también hace que la tentación suene muy agradable al atraernos con sus verdades a medias. Pero él nunca revela las trágicas consecuencias de todos los pecados—el final que es la muerte espiritual y la separación eterna de un Dios divino y justo.

Las buenas noticias son que Dios, porque nos ama con un amor eterno, nos dio a su único Hijo, Jesucristo, para que muriera por nosotros en la cruz y así pagar la pena por todos nuestros pecados y derrotar los propósitos diabólicos de Satanás para la humanidad. Puede estar seguro, de acuerdo a la Palabra de Dios que Jesús es el único camino para llegar a Dios y sólo él tiene el regalo del perdón y de la vida eterna. Hagan lo que hagan, crean y confíen en Dios—nunca crean ni confíen en Satanás y/o en las religiones creadas por los hombres que proclaman que hay otros caminos para llegar a Dios que el tener que aceptar al Señor Jesucristo  como su Señor y Salvador personal.3

EL creer y seguir lo que Dios dice lleva a la vida eterna. El creer y seguir las mentiras de Satanás Ileva a la muerte eterna la cual es la separación eterna de Dios e ir al lugar al que la Palabra de Dios le llama infierno. Hagan lo que hagan, lean y acepten solo el único plan de Salvación de Dios en http://tinyurl.com/lhxlk.

Se sugiere la siguiente oración: “Querido Dios, por favor dame el hambre para estudiar y conocer lo que tu Palabra enseña y así nunca ser engañado por las mentiras de Satanás. Y ayúdame a comprender y aceptar tu único plan de salvación para así poder tener la seguridad de que todos mis pecados han sido perdonados y que he recibido tu regalo de vida eterna. Gracias por escuchar y responder a mi oración. Te agradezco. En el nombre de Jesús, Amén.”

1. Génesis 3:1-3 (NVI).
2. Génesis 3:4-5 (NVI).
3. Vea San Juan 14:6 y San Juan 3:16 en la Biblia.