Enero 16, 2015

Ya Viene el Día del Juicio Final

“Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.”1

En un sermón Matt Woodley compartió cómo, “En el primer día que R.C. Sproul enseñaba a su clase de 250 estudiantes del primer año de la universidad, este les explicó cuidadosamente la asignación de tres papeles para la calificación final. Cada uno de los papeles se entregaría en el último día de Septiembre, Octubre, y Noviembre respectivamente. Sproul indicó claramente que no habría ninguna extensión (a excepción de razones médicas). A finales de septiembre 225 estudiantes obedientemente entregaron sus papeles, mientras que 25 arrepentidos estudiantes temblaban de miedo. ‘Estamos tan apenados,’ le dijeron. ‘No hicimos los ajustes apropiados de la preparatoria a la universidad, pero prometemos hacerlo a tiempo la próxima vez.’ Él flaqueó antes las suplicas de los estudiantes y les dio una extensión, pero les advirtió a que no fueran a retrasarse al próximo mes.

“Al llegar el fin de Octubre alrededor de 200 estudiantes entregaron sus papeles a tiempo, mientras que 50 estudiantes llegaron con las manos vacías. ‘Oh, por favor,’ suplicaron, ‘este fin de semana fue el baile de regreso a clases y se nos paso el tiempo.’ Sproul aceptó una vez más pero les advirtió, ‘Ya no más. No más excusas la próxima vez. Su calificación será una F.’

“Llegó el fin de noviembre y solamente 100 estudiantes entregaron sus papeles. El resto le dijo a Sproul, ‘los entregaremos dentro de poco tiempo.’

“‘Lo siento,’ contestó Sproul. ‘Ya es demasiado tarde. Ustedes tienen una F.’

“Los estudiantes gritaron en protesta, ‘¡Eso no es justo!’

“‘Está bien’ dijo Sproul, ‘¿ustedes desea justicia, no es así? Aquí está lo que es justo: ustedes obtendrían una F si estregaban los papeles tarde. ¿Ésa era la regla, o me equivoco?’

Sproul reflexionó sobre la situación más adelante. “‘Rápidamente los estudiantes habían tomado mi comprensión como un signo de aprobación,’ ‘Ellos asumieron. Cuando la justicia les llegó tan repentinamente, no estaban preparados para enfrentarla. Les llegó de sorpresa, y se sintieron indignados.’”2

Dios claramente ha puesto a cada cristiano sobre aviso de que cada uno de nosotros estaremos ante el tribunal de Cristo y daremos cuentas de cómo hemos vivido nuestra vida aquí en la tierra.1 Y para los que nunca han recibido a Jesús como su salvador ellos estarán parados ante Dios y el gran trono blanco de su juicio, y serán juzgados por sus pecados y tendrán que pagar la pena justa por ellos porque nunca aceptaron a Jesús como su salvador y nunca pidieron ni aceptaron el perdón de Dios.

Pues la palabra de Dios nos dice, “Vi también a los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono. Se abrieron unos libros, y luego otro, que es el libro de la vida. Los muertos fueron juzgados según lo que habían hecho, conforme a lo que estaba escrito en los libros. El mar devolvió sus muertos; la muerte y el infierno devolvieron los suyos; y cada uno fue juzgado según lo que había hecho. La muerte y el infierno fueron arrojados al lago de fuego. Este lago de fuego es la muerte segunda. Aquel cuyo nombre no estaba escrito en el libro de la vida era arrojado al lago de fuego.”1

Haga lo que haga, haga caso de la advertencia de Dios y no tome su misericordia como algo merecido. “Les digo que éste es ‘el momento propicio’ de Dios; ¡hoy es ‘el día de salvación!’”4 Si usted nunca ha aceptado a Jesús como su Salvador y no ha pedido perdón a Dios por todos sus pecados, le apremio, estimado lector, a que lo haga hoy mismo.

Para más ayuda en como conocer a Dios oprima el enlace en la parte de abajo o visite:www.actsweb.org/sp/conocer_a_dios1.htm.

Se sugiere la siguiente oración: “Querido Dios, gracias por tu Palabra que me dice lo que necesito hacer para que mis pecados sean perdonados; y gracias por dar a Jesús, tu Hijo, para pagar la pena por todos mis pecados al morir en la cruz. Y gracias por darme una advertencia clara que ‘así como está establecido que los seres humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio.’5que me deja saber que es imprescindible que ponga las cosas en claro contigo hoy pues será demasiado tarde después de que muera. Gracias por escuchar y responder a mi oración. Te agradezco. En el nombre de Jesús, Amén.”

1. 2 Corintios 5:10 (NVI).
2. Matt Woodley, en el sermón “The Grieving Heart of God,”http://www.preachingtoday.com/48566
3. Vea Apocalipsis  20:12-15.
4. 2. Corintios 6:2 (NVI).
5. Hebreos 9:27 (NVI).